Inicio Negocios Qué hacer cuando ya te sientas cansado de dirigir tu Negocio

Qué hacer cuando ya te sientas cansado de dirigir tu Negocio

123
0
people sitting on chair with brown wooden table
Foto por Luis Villasmil en Unsplash

Qué hacer cuando te sientes cansado.

Es natural que en muchas ocasiones quienes han decidido emprender un negocio lleguen a sentirse cansados, esto se debe a que han invertido una gran parte de su tiempo, su energía y su disposición anímica al logro de sus objetivos empresariales. Existen diversos aspectos que pueden detonar este cansancio, que no se logren aún los objetivos programados, que quienes trabajan a su lado no cumplan con las responsabilidades que se le han establecido, el fracaso en un proyecto o la pérdida de un cliente, etc.

Antes de determinar los motivos por los cuales se ha desencadenado tu cansancio, lo más recomendable es que des una mirada a tu alrededor  y descubras si quienes laboran contigo se encuentran igual, así te quedará mucho más fácil encontrar aspectos en común que se deban corregir y saber qué hacer cuando te sientes cansado, una extensa jornada laboral por ejemplo lleva a la fatiga, disminuyendo los niveles de producción y la calidad en las labores ejecutadas.

Como saber qué hacer cuando te sientes cansado.

  1. Establece horarios de trabajo y cúmplelos.

Si estás empezando a sentirte muy agotado en tu tarea de sacar adelante tu proyecto, empieza a bajar las revoluciones de tu trabajo, es decir, disminuye el tiempo empleado a estas funciones o al menos establece horarios muy definidos y cúmplelos.

Por ejemplo un horario de entre nueve de la mañana y cinco de la tarde debe ser más que suficiente para cumplir con todas tus labores del día, de esta manera podrás descansar una buena parte de la mañana y en la tarde y noche podrás dedicarte a otro tipo de actividades más relajantes, podrás compartir con tu familia, tus amigos, o podrás dedicarte a tus hobbies.

Trabajar más allá de las siete de la noche va empezando a generar estados de fatiga mental y esto hace que tus días laborales sean mucho menos productivos, empezando a seguir esta rutina te darás cuenta que en un tiempo menor de trabajo, lograrás hacer las mismas e incluso más labores que las que hacías hasta altas horas de la noche.

2     Disminuye o erradica de tu rutina, la ingesta de café.

Muchas personas consumen café para atenuar sus sensaciones de cansancio, sin embargo la ingesta de alimentos y bebidas estimulantes genera un círculo vicioso del cual es difícil suprimirse, ¿por qué? Una vez tu cuerpo se ha acostumbrado a la ingesta de estos productos empieza a sufrir del síndrome de adaptación, por lo tanto cada vez necesitarás ingerir porciones mayores o más frecuentes de estos elementos, tu cerebro se activa, pero cuando pasa su efecto te sentirás aún mucho más cansado que antes.

Busca alternativas de descanso o recarga de energías para ti y tus empleados, cinco minutos de actividad física, estiramientos, leves caminadas, etc. Son elementos de gran ayuda que proporcionan descanso y a la vez renuevan el organismo. No dudes también incluir en tu rutina diaria la práctica de actividad física, en poco tiempo notarás sus grandes y favorables efectos.