Inicio Éxito Mejora la vida y trabajo de los demás

Mejora la vida y trabajo de los demás

45
0

Existe un principio infalible para la producción de bienes, el mercadeo de servicios, las importaciones, la distribución, el desempeño de las personas, el mismo trabajo de un dentista, un profesional o un especialista. ¿Cuál será? La capacidad de crear valor, adicionarle valor, buscar el valor, y dar valor.

El valor es lo que permite mover a las personas para conseguir lo que se desea, es el combustible que mueve a los clientes para que compren, el incentivo para seguir adelante a pesar de las dificultades, lo que facilita que ganes visibilidad, diferenciación e impacto. Todos los éxitos financieros se han alcanzado, gracias a la adición de valor a los negocios, a las inversiones, a lo que se entrega y distribuye.

No necesariamente se adiciona valor a través de la creación de cosas nuevas, porque también se pueden combinar o recombinar elementos ya existentes, con el mismo impacto y distribución de valor, que si te hubieras ingeniado algo totalmente novedoso y nunca visto. El valor se percibe sin importar como se originó la idea, pero es importante que se sienta, se haga tangible, y se obtenga el beneficio en lo posible de inmediato.

La forma como las fortunas se hace, es a través de la adición de valor. Encontrando oportunidades de servir a los clientes, volviéndolas realidades concretas, y ganando una utilidad por prestar el servicio. Si ves una oportunidad de obtener utilidades, construye el negocio y comienza a transitar por el éxito financiero. Cualquier negocio y ocupación pueden hacerte independiente financieramente, si eres capaz de encontrar el camino para adicionar el suficiente valor a los que haces.

Existen dos tipos de acciones que puedes realizar inmediatamente para adicionar valor a tu tiempo y actividades, estas son:

Lo primero es asegurarte que tienes plenamente identificadas las necesidades de los clientes, lo que desean, y la forma en que puedes hacerles mejor su vida. Entre más claridad tengas, más fácil será tu emprendimiento.

Lo segundo es encontrar en tus actividades diarias y regulares, la forma de adicionar valor. Nunca te conformes con lo que haces y la forma como sirves, porque siempre hay mejores formas de realizarlas. Una pequeña idea para adicionar valor puede ser el punto de comienzo de alcanzar una próxima gran fortuna.

Fuente: Brian Tracy