Inicio Éxito Evita decir “no puedo”.

Evita decir “no puedo”.

27
0

Recientemente me invitaron a evaluar una sesión de capacitación. Uno de los asistentes le solicitó al instructor que fuera a su lugar aduciendo que tenía muchas dudas de cómo realizar la tarea asignada, cuando llegó y explicó con muchos detalles el procedimiento, la persona dijo “no puedo” y acto seguido cruzó los brazos.

“No puedo” es la frase más devastadora que he conocido, cuando la pronuncias el conformismo hace su aparición, entonces ya no buscas más opciones, sólo te cruzas de brazos como ese asistente.

Desgraciadamente son muchas las personas que la dicen constantemente.

El “no puedo” hace que dejes de intentarlo y te conformes con lo que tienes, tu ambición se reduce y el pesimismo aparece, ¡por eso debes evitar esa frase!

Cuando intentes decirla, mejor pregúntate “¿cómo puedo lograrlo?”, entonces tu cerebro comenzará a trabajar rápidamente para encontrar una solución, esa pregunta es un disparador de soluciones, mientras el “no puedo” es un freno de tus opciones.

El “no puedo” te lleva a un resultado, mientras el “¿cómo puedo lograrlo?” te enseña el proceso, es decir, el camino. Definitivamente esa pregunta te conducirá al éxito, por eso debes hacértela constantemente.

Recientemente un amigo me escribió solicitando un consejo, sucede que quería publicar un libro, pero no sabía a qué editorial debía enviar su propuesta. Después de leer su texto, le recomendé a dos de ellas. Se puso en contacto pero una le dijo que no estaba interesada, la otra no le contestó. Entonces me preguntó qué debía hacer. Le respondí que debía seguir insistiendo a la que no le había contestado. Muchas cosas podrían haber pasado: no habían recibido el correo electrónico, la persona ya no trabajaba ahí, etcétera. A regañadientes me hizo caso.

Entonces recibí su mail informándome que la editorial ya le había contestado favorablemente, él estaba feliz y yo también. ¿Sabes qué marcó la diferencia? ¡Qué él evitó el “no puedo”! Aunque yo le dije cómo podía lograrlo, él participó de ello al hacerme caso.

¡A eso me refiero! Si te dices “no puedo” sólo frenarás tu avance, pero si te preguntas “¿cómo puedo lograrlo?” consigues lo que desees.

En mis seminarios les digo a mis asistentes que si quieren ser excelentes lectores, eviten dormir con libros como almohadas, ya que no lo lograrán. En lugar de ello destinen ciertos minutos al día para ello, ¡así responderán al “¿cómo puedo lograrlo?”! Desde hoy pregúntate “¿cómo puedo lograrlo?” y evita decir “no puedo”, tu éxito está en juego.

Te invito a que me envíes un correo con tus resultados utilizando esta pregunta, a mi correo antonio@canongo.com Siempre tendré tiempo de leerlo y responderte.